El objetivo es promover el conocimiento del diseño industrial, destacando especialmente la contribución que hacen los diseñadores y académicos para mejorar nuestras condiciones económicas, sociales, culturales y ambientales a través de esta disciplina.

Llamamos Diseño Industrial a la creación de objetos (bienes de consumo y bienes de capital) producidos en serie que, además de tener una función estética, su principal objetivo es satisfacer las necesidades de los usuarios y ser útiles. Este tipo de diseño nació con la Revolución Industrial y la irrupción de las máquinas en el proceso de producción, sin embargo, en el año 1851, cuando se celebró la Gran Exposición Internacional de Londres, el término Diseño Industrial tomó el sentido que tiene actualmente.

En esta época de cambio hubo algunos personajes clave como, por ejemplo, el alemán Michael Thonet que abrió una fábrica de muebles de madera hechos en serie y revolucionó el concepto tradicional de mobiliario e impulsó su producción de forma industrial. Entre sus diseños más célebres destaca la Silla Thonet o Silla 14, que le debe su nombre a la posición que ocupaba en el catálogo de muebles de la fábrica.

Pero no solo los diseñadores y artesanos fueron fundamentales para la evolución del Diseño Industrial, también lo fue la escuela de arte, diseño y arquitectura Bauhaus , considerada la primera en impartir clases de esta disciplina que hoy podemos encontrar en diferentes universidades.